EL MUSEO

EL MUSEO2019-07-26T12:52:07+00:00

HISTORIA DEL MUSEO

El día 9 de junio de 2010, se celebró el acto de inauguración del MUSEO LUNAR en el que tuvimos el honor de contar con la asistencia especial de D. Miguel López Alegría, astronauta comandante de la Estación Espacial Internacional (ISS), que procedió a apadrinar el Museo y su inauguración oficial.

El MUSEO LUNAR se crea por la buena acogida que tuvieron los actos de conmemoración del 40º Aniversario del Apolo XI. Es un museo municipal, perteneciente al ayuntamiento de Fresnedillas de la Oliva.

Para conmemorar los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, nos hemos trasladado a un nuevo museo, más grande y con más prestaciones, CENTRO DEL ESPACIO Y LA CIENCIAMUSEO LUNAR. Se ha inaugurado el 20 de julio. Contamos con la asistencia de los antiguos trabajadores que, 10 años después, se vuelven a reunir en un emotivo encuentro.

Cuando empezó la carrera espacial, por los años 50, había una gran competencia entre norteamericanos y soviéticos. El punto clave llegó el 12 de abril de 1961, cuando el ruso Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior, orbitando la Tierra.

Esto supuso un duro golpe para los norteamericanos, por lo que John F. Kennedy, presidente de los EE.UU., anunció ante el Congreso y el Senado: “Creo que esta nación debe asumir como meta el lograr que un hombre vaya a la Luna y regrese a salvo a la Tierra antes del fin de esta década. Ningún otro proyecto individual será tan impresionante para la humanidad ni más importante que los viajes de largo alcance al espacio; y ninguno será tan difícil y costoso de conseguir“.

Para poder llevar a cabo este reto, se creó la Red de Vuelos Espaciales Tripulados (MSFN). Esta Red se extendía por todo el planeta. Estaba compuesta por 11 estaciones de tierra, además de 5 barcos adaptados con antenas parabólicas para el seguimiento y las comunicaciones con el módulo de mando, y también 8 aviones (ARIA) para dar soporte durante el lanzamiento y la reentrada de las naves Apollo. Se construyeron 3 grandes estaciones con antenas idénticas (26 metros de diámetro y unas 300 toneladas de peso), que iban a ser las encargadas de mantener las comunicaciones con los astronautas de las misiones que se fueran realizando. Éstas estaban situadas a distancias y longitudes equidistantes para que en todo momento se mantuviera comunicación con las tripulaciones de los cohetes. Estaban situadas: una en Goldstone (California), otra en Honeysuckle Creek (Australia), y la tercera y última en Fresnedillas de la Oliva (España).

La colocación de la antena, aquí en nuestro municipio, supuso la creación de la Instalación de Fresnedillas para Vuelos Espaciales Tripulados (MSFN). Esta estación fue la que el 20 de julio de 1969, mantenía el contacto con la tripulación del Apolo 11, y desde aquí se le informó al comandante Neil Armstrong y al piloto del módulo lunar Buzz Aldrin, que les quedaban menos de 30 segundos de combustible para alunizar.

En el exterior de nuestro museo podremos observar las maquetas del cohete Saturno V, cohete con el que los astronautas de seis vuelos llegaron a la Luna. La Estación de Cebreros nos ha cedido un cono y un reflector de una antena de seguimiento, es decir, la parte de dentro del plato. Es una oportunidad única para comprender el sistema de comunicaciones espacial.

En el interior del Museo contamos con una maqueta que reproduce la Antena DSS-66, protagonista imprescindible del Programa Apolo, que fue instalada en la Estación de Vuelos Espaciales Tripulados que la NASA construyó en el municipio. Así como maquinaria original con la que se mantuvieron las comuniciones en esos cruciales momentos.

También la maqueta del módulo de mando, dentro del cual los astronautas de las misiones Apolo hicieron el viaje de ida y vuelta a nuestro satélite.